Oscar Rafael
Vásquez Moreno
1949 - 2002
 


       


Apuntes de una entrevista inédita
a Oscar Vásquez. 13 junio 1995
Por Jacinto Salcedo

 

Esta entrevista formó parte de la investigación hecha para la exposición del Centro de Arte La Estancia, D.G.V, 70, 80, 90, Diseño Gráfico en Venezuela en ella Oscar Vásquez reveló algunas de las motivaciones que lo hicieron diseñador. Más que un diálogo de preguntas y respuestas constituyó un formulario de trabajo sobre conceptos y eventos específicos a partir de una revisión del currículum del diseñador

Catálogo de la exposición De Planos, Galería Sotavento, 1990
Diseño: Waleska Belisario
Texto: Luis Angel Duque

El Centro Gráfico
Dependiente del Inciba (Instituto de Cultura y Bellas Artes), representaba una opción importante y un "aliento" en la formación de los diseñadores con respecto a las otras escuelas (Instituto de diseño de la Fundación Neumann y la escuela de arte Cristóbal Rojas). Funcionaba a partir de planes de trabajo o proyectos. Entre sus profesores estuvieron: Luis Chacón, John Lange, Pablo Calzadilla y Alirio Rodíguez.


El Taller Experimental de Arte
El Taller Experimental de Arte era un taller formativo dependiente del Inciba. Tutoriado por Víctor Valera, funcionaba por invitación. Implicaba intercambios de experiencias a distintos niveles principalmente con una formación plástica y constructiva.
Estos talleres eran una alternativa a la crisis que vivía la escuela Cristóbal Rojas. En ellos participaron Salvador Martínez, Santiago Pol, Elsa Gramcko, Andrés Salazar, Wladimir Sabaleta, Víctor Hugo Irazábal.
La aproximación al diseño dentro del Taller Experimental se dio ya que varios de sus participantes trabajaban en publicidad o en prensa. Adicionalmente servía para llenar una necesidad de trabajo remunerado.
"Se era diseñador más por una postura (actitud) ante el trabajo que por formación. El taller aportó un aprendizaje de técnicas gráficas y de reproducción industrial y nos dio una base conceptual y estética con ideas muy cercanas al sentido del diseño: el rigor, el espacio serial, el sentido constructivo, el uso de materiales diversos, el trabajo anónimo y no mitificable. "
El taller se terminó en 1971 al haber rivalidad entre sus participantes. Pol, Irazábal y Vásquez se separaron por no querer asociarse al arte sinético, a la obra individual y a la comercialización de la obra de arte. Fue cuando hicieron el Taller Doce.


El Taller Doce
Fue un taller de pintores y diseñadores. En el participaron Santiago Pol, Víctor Hugo Irazábal y Oscar Vásquez. Quedaba en El Silencio en los altos del Cine Capitolio, un espacio llamado Galería Helena Pablo.
El nombre del taller correspondía al número del local y se prestó a la anécdota jocosa de que "cada uno vale por cuatro".
Luego se mudó al Ateneo de Caracas bajo la condición de producir parte de la gráfica de los eventos que ellos produjeran. Allí se asociaron Octavio Russo y Márcos Vásquez. El taller duró hasta que derrumbaron el edificio viejo.

El libro El diseño Gráfico en Venezuela
Este primer libro antológico de diseño gráfico en Venezuela estuvo planteado originalmente como un homenaje a Gerd Leufert y luego se fue modificando este enfoque por uno más general. Contó con dos equipos de trabajo, uno desde las oficinas de Maraven y otro por fuera. Fue editado (desde Maraven) por Felipe Llerandi (no aparece en los créditos de la publicación) y coordinado por Oscar Vásquez, quien dirigía el comité de selección. Desde "afuera" contó con textos de Alfredo Armas Alfonzo y fue diseñado por Waleska Belisario y Sigfredo Chacón bajo la dirección de Gerd Leufert, quien además hizo la portada.

Contexto
El taller de diseño Contexto fue el resultado de la dinámica de trabajo de quienes participaron en la investigación y diseño del libro El diseño Gráfico en Venezuela.
Este taller multidisciplinario duró entre 1985 y 1988. entre sus participantes estaban: Oscar Vásquez, Waleska Belisario, Carlina Arnal, Mercedes (Tita) Madriz, Rafael Santana (Gongó), Víctor Hugo Irazábal y Sigfredo Chacón. Este equipo luego se fragmentó y se fundó ABV Taller de diseño.


Trabajo con el estado, cargo público
"El trabajo desde un cargo público me permitía libertad de acción ya que su fin no era comercial sino de difusión. Ante la posibilidad de un gobierno 'rico' habían realmente pocas limitaciones y permitía hacer proposiciones y experimentación. Esto se alimentaba también por un deseo de competencia y de reto personal."


Carteles plegados
Permitieron llevar un ejercicio plástico a una solución real. De los 10 carteles que se hicieron sólo 2 fueron solicitados.
Se trataba de una solución volumétrica, geométrica y estructural. Se pudieron hacer ya que se trataron de clientes abiertos a nuevas propuestas. Dentro de las instituciones culturales gozaron de mayor aceptación. Fueron siempre de pequeños tirajes.

El primero fue hecho con Domingo Alvarez en 1974.
"El cartel no funciona en este país. Sólo se hacen carteles de colección o souvenir lo cual es una arbitrariedad."
En 1990 se hizo la única exposición individual de Vásquez en la Galería Sotavento en Las Mercedes, Caracas. Se trataba de piezas hechas cartón que mostraban los resultados de esta investigación. El catálogo era una suerte de papiroflexia.


Sentido del trabajo en equipo
Las experiencias de taller y trabajo colectivo sirven para cuestionar los criterios individuales y ponerlos en función del trabajo. Sirven para obtener varias alternativas de resolución. Generan críticas que enriquece los proyectos. Permiten tener otras percepciones, ya sean dentro del mismo grupo o de la periferia.

JSV©2002

























Objetual 2002 Todos los Derechos Reservados

info@objetual.com información
información